¿El fin de la tarifa plana de Internet?

Los usuario de Internet han visto cómo las velocidades de descarga han ido duplicándose exponencialmente desde hace una década, atrás quedaron conexiones de banda estrecha con 56 kbps. Esta necesidad de mayor velocidad de descarga viene de la mano de los contenidos y posibilidades que se ofrecen en la red, descarga de juegos, películas, música, streaming, etc.

Con todos estos servicios la posibilidad de tener que pagar en función de los GBs descargados es algo directamente imposible para la inmensa mayoría de nosotros, los usuarios, debido al alto coste económico que supone. Los proveedores de telefonía e Internet han visto esta situación e intentarán obtener el mayor beneficio posible a costa de los usuarios, mediante el fin de la tarifa plana de Internet.

¿Qué ocurrirá con la tarifa plana de Internet?

Esta es la pregunta del millón, en muchos países de latinoamérica esto ya es una realidad, un máximo de 500 GB al mes y a partir de este límite 0,25 céntimos por GB extra, en definitiva un robo si lo comparamos con la libertad con la que contamos en este momento.

El modelo propuesta es muy parecido al empleado en las “tarifas planes móviles” con 5G dónde una vez alcanzado el límite contratado los datos extra se facturan aparte o simplemente se reduce la velocidad hasta hacerlo prácticamente inutilizable.

En España, en los últimos días Telefónica ha comenzado a considerar este nuevo “modelo de negocio” y limitar las descargas de sus usuarios. Si pensamos que un juego estándar en Steam ocupa una media de 40 GB si tenemos que pagar extra su descarga después de alcanzar el límite nos supondrá 10 € extra por un juego que ya hemos pagado.

Ante esta situación César Alierta, presidente de Telefónica ha señalado:

Teniendo en cuenta el importante crecimiento del tráfico, tiene todo el sentido del mundo hacerlo en el fijo.

Tarifa plana

¿Es realmente necesario esta limitación o simplemente es un nuevo negocio a costa de los usuario?

No debemos olvidar que con el modelos actual los proveedores de tarifas planas siguen presentando ganancias millonarias y en mucho casos con infraestructuras muy deficitarias, solamente comparar las tarifas en España con las que disponen buena parte de Europa o Asia. En Corea del Sur, por ejemplo, la tarifa plana funciona sin limitaciones y con unas velocidades de descarga que dan mil vueltas a las de España o latinoamérica.

Muchos defienden este nuevo modelos como limitación a las descargas ilegales, pero que pasa, con el consumo de contenidos en Streaming legales como Netflix, Steam, Amazon Premium y demás. Estos servicios multimedia son inútiles sin una tarifa plana detrás.

Todo esto no es más que una jugada de los proveedores de Internet para aumentar sus beneficios a costa del usuario, el cual en muchos casos deberá pagar mucho más mensualmente.

 

¿Qué podemos hacer los usuarios ante esta situación?

Lo que los usuario podemos y debemos hacer es dar a conocer esta situación para que los usuarios estén preparados y muestren su disconformidad con esta posible futura situación, de esta forma cuantos más usuario estén en contra mayor será la presión sobre las operadores de telefonía.

¿Qué pensáis vosotros sobre la eliminación de la tarifa plana? Difundid y compartid esta situación antes de que sea demasiado tarde y cada vez más empresas apuesten por este modelo que beneficia a unos pocos y afecta negativamente a una mayoría de usuarios digitales.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *