El principio del fin de Nokia

Nokia, una de las compañías pioneras en telefonía ha vendido su división de terminales móviles (uno de los pilares de la compañia). Ha sido Microsoft, uno de los gigantes del mundo de la tecnología, el que se ha adueñado de toda la infraestructura de telefonía de Nokia.

Durante el último año, Nokia estaba anunciando números rojos en sus balances anuales. Esto hacía presagiar que el gigante de telefonía estaba en las últimas. En el año 2011 se firmo un gran acuerdo de colaboración entre la compañía finlandesa y Microsoft para integrar en sus teléfonos el sistema operativo de Microsoft lo que ha facilitado finalmente la operación de adquisición.

Si nos paramos a pensar en la situación actual, podemos ver que le ha surgido un nuevo competidor a Android. En este momento Microsoft cuenta tanto con el software como con el hardware necesario para hacerle una fuerte competencia al sistema operativo Android. Además esta situación es muy similar a la que se dio cuando Google adquirió Motorola con el fin de conseguir una buena base para la fabricación de sus propios dispositivos.

De momento Microsoft seguirá ofreciendo sus sistema operativo móvil a otras marcas de hardware en telefonía, lo que esta por ver es como responden estas marcas a la situación actual. Una cosa es aceptar software de Microsoft y otra aceptarlo de un competidor directo en aparatos de telefonía.

 

Detalles del acuerdo

Como comentábamos, Microsoft se ha hecho con toda la rama de investigación y producción de terminales móviles de Nokia así como permisos para emplear todas las patentes de Nokia durante los próximos 10 años. El precio final de compra es de nada menos que 5.400 millones de euros, veremos como evoluciona este asunto y si esos millones consiguen hacerle sombra en el mercado de la telefonía a gigantes como Apple y Google.

Deja tu comentario!