Galaxy Gear, el reloj inteligente

Quizás si nos tuviéramos que aventurar a decir un aparato o dispositivo que fuera a marcar la diferencia en un futuro próxima diríamos seguramente el reloj inteligente. Aún no existen muchos modelos en el mercado pero lo que sí está claro es que existe un potencial mercado detrás de este concepto. Un mercado que está esperando a que algún fabricante presente un reloj inteligente que convenza y a un precio competitivo.

Como en el mundo de la tecnología en los últimos años es más que probable que alguno de estos fabricantes que nos convenzan sean Apple o Samsung. Es de Samsung y de su nuevo reloj inteligente Galaxy Gear del que vamos a hablar en este artículo.

Como muchos sabrán, el anterior Galaxy Gear no ha sido un claro éxito en ventas. Esta segunda versión contará con muchas características heredades de su predecesor. Entre algunas de las características que se conocen destaca una importante limitación, solo será compatible con dispositivos determinados dispositivos.

Compatibilidad

Esta compatibilidad está restringida a teléfonos con Android 4.3 y superior. Lo que teniendo en cuenta que en unas semanas lanzarán la versión KitKat 4.4 nos dejan pocos dispositivos. Actualmente Samsung cuenta únicamente con Android 4.3 en el Galaxy Note 3 y el Galaxy Note 10.1, ambos teléfonos con pantalla gigante.

Uno de los pilares del enorme éxito de Android es la compatibilidad y su código abierto. La decisión de cerrar el uso de este reloj inteligente a teléfonos de más de unos cuantos meses de antigüedad no nos parece la más adecuada.

Nuevo concepto de uso

Una de las cosas buenas que este Galaxy Gear acompaña es la capacidad de extender y hacer más cómodas ciertas tareas que a menudo realizamos con nuestro teléfono Android. El dispositivo cuenta en su lanzamiento con alrededor de 70 aplicaciones con las que sacar partido de este reloj inteligente.

Galaxy Gear Android

Imaginaros leer los msg sin sacar el teléfono del bolsillo o cambiar una pista de audio sin tener que manipular el terminal. Estas son algunas de las funcionalidades que un reloj inteligente aporta, claro está además de dar la hora. ¿Son estas funciones las que marcaran la diferencia? En nuestra opinión aunque es una idea muy prometedora necesita ser mejorada, necesita ofrecer al usuario un nuevo concepto de uso, sobre todo teniendo en cuenta que no son precisamente económicos.

Algunas de las mejoras que muchos usuarios esperan es controlar el terminal mediante movimientos o mediante la voz, de forma que usaríamos nuestro reloj inteligente como una interfaz de control.

En cuanto a los problemas, encontramos uno que afecta a la gran mayoría de los teléfonos y tablets, la batería. Este pequeño reloj cuenta con una batería de 315 mAh que no dará para más de un día de uso.

En cuanto a la pequeña pantalla de 1,6 pulgadas parece ser que será bastante complicada de visualizar correctamente en exteriores. Es en exteriores cuando un reloj inteligente puede ser de mayor utilidad. En resumen, una buena idea pero que aún necesitan algo mas de desarrollo para convertirse en un exito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *